150 AÑOS EN LA HISTORIA MOLINERA ARGENTINA

Nuestra empresa nace en el año 1865 fundada por Don Marcelino Semino, un inquieto inmigrante italiano que aceptando el desafío de un futuro incierto pero a la vez promisorio, una vez arribado a estas tierras confió en la humilde Villa del Rosario para forjar así su nuevo porvenir.

Allí inició sus actividades, en la calle de La Aduana – actualmente Maipú y 9 de Julio – dando origen al primer Molino Harinero de la provincia de Santa Fe y uno de los primeros de la República Argentina.

En sus comienzos y fiel a los tiempos que corrían, Don Marcelino Semino se ocupaba de varias funciones al mismo tiempo. La compra de granos, la dirección de la molienda o las tareas del propio operario, formaban parte de su rutina diaria.

Con el tiempo y ya más asentado, fue enseñando y delegando tales oficios en sus tres hijos: Carlos, Juan y Miguel.

De este modo la empresa adquirió el característico corte familiar, siendo Don Juan Semino – uno de los hijos del fundador – quien continuaría con la misma impronta y nos distinguirá luego durante generaciones.

En el año 1908, por iniciativa de Don Juan Semino, al Molino instalado en la ciudad de Rosario y conocido como “La Estrella”, se le suma otro histórico y particular Molino, emplazado en la pequeña localidad de Carcarañá a orillas del río homónimo. Ya en aquel entonces, esta circunstancia lo caracterizaría por aprovechar inteligentemente las caudalosas aguas del río y procurarse  así mismo energía hidráulica.

Durante la década del 30, en el Molino de Carcarañá, se construyó una Planta de Silos de hormigón armado para un óptimo almacenamiento y clasificación del trigo  y se modernizaron las instalaciones del dique en su conjunto.

En esa misma época, en consonancia con el proceso de industrialización de la Argentina, la empresa se propuso continuar desarrollando aún más la cadena de valor del Trigo y construir una Planta de Producción de Almidón de Trigo para la elaboración posterior de Dextrinas de Trigo.

A mediados del Siglo XX y bajo la conducción de Don Ricardo Amadeo Semino – nieto de Don Juan Semino – comienza un ciclo de verdadera diversificación en la proyección de negocios de la empresa con un fuerte impulso renovador que le permitió ampliarse e incursionar en diferentes rubros tales como la industria Láctea, Bovina, Ganadera, Agrícola e Inmobiliaria.

En el año 1965 y en oportunidad de cumplirse los 100 años de la firma, se decide cerrar el Molino de Rosario con el objeto de trasladar y concentrar todas las actividades productivas en el Molino de Carcarañá.

Parte de este crecimiento pero fundamentalmente su real consolidación se deberá luego, a la visión, el compromiso y el franco trabajo en conjunto de Juan y Carlos Semino – hijos de Don Ricardo Amadeo Semino – quienes recibiendo y aceptando la tradición familiar, se integraron a la empresa a principios de la década del 70 con el objeto de continuar el legado genuinamente traspasado.

Es así que, con la impronta emprendedora de siempre pero con sello propio característico, durante los subsiguientes 30 años lograrían un desarrollo casi exponencial de la realidad de la empresa.

La instalación de una moderna Central Hidroeléctrica en 1994; el desarrollo y la explotación de la Finca de Olivos en la provincia de Catamarca a partir de 1996; la automatización completa del Molino Harinero; o la modernización de la Planta de Almidón y Gluten de Trigo, entre otras cuestiones, dan clara cuenta de dicho proceso.

El sólido comportamiento de la acción bursátil así como una activa participación institucional en la Bolsa de Comercio de Rosario, Federación Argentina de la Industria Molinera, Cámara de Industriales Molineros, entre otras, y la confianza dispensada por estas Casas, confirmarían a su vez, el carácter de dicha gestión.

Con los nuevos tiempos y la incorporación de la sexta generación surgieron otras necesidades, a las cuales y como es lógico, nuestra firma continuó respondiendo.

Además de adaptar e incrementar la producción y generar nuevas alternativas de inversión acordes a lo que dicta el incesante mercado, la empresa decidió comprometerse todavía más con el cuidado del medioambiente, para lo cual en el año 2012 se construyó un novedoso Biodigestor para tratar los efluentes generados en el proceso de separación de los productos orgánicos y de este modo, aprovechar el gas resultante del proceso de biodigestión de los mismos.

La  autogestión de éste recurso estratégico – La Energía – continua siendo así, una constante para nosotros.

En la actualidad nuestra empresa se constituye como una de las 10 firmas más importantes del sector molinero de la República Argentina y única productora de Almidón y Gluten de Trigo en Sud América.

Con una capacidad instalada para procesar aproximadamente 200,000 toneladas de trigo anuales,  un capital humano extraordinario y una amplia experiencia de trabajo orgullosamente adquirida, pasamos de ser un incipiente negocio de carácter local a un complejo agroindustrial con carácter propio y decidida proyección comercial.

Desde esta estratégica zona agroindustrial, proveemos con nuestros productos a todo el territorio Argentino, Sud América, así como las regiones de Europa del Este, Norte de África, Medio Oriente y los Países Asiáticos.

Este breve repaso por la historia da cuenta que a 150 años de su fundación, Molinos Juan Semino SA, continua teniendo como pilares de su quehacer diario, el constante deseo de superación, procurar la calidad y diversificación de la producción así como la tecnificación continua de sus procesos.

Sin dejar de lado jamás “el respeto al prójimo y la palabra empeñada”, base fundamental de la Familia Semino.

GALERIA FOTOGRAFICA

LINEA HISTORICA

1830
Nace en Génova Italia Don Marcelino Semino

1864
Marcelino Semino obtiene el permiso para la construcción de un Molino a tracción animal en Rosario, Maipú y 9 de Julio

1865
Comienza a funcionar el Molino “ La Estrella”, primer molino harinero de Santa Fé

1875
Fundación del molino hidráulico de Carcarañá, que luego pasaría a formar parte de la empresa Semino.

1882
Un huracán asola Rosario y demuele gran parte del molino. Pese a la contingencia, en poco tiempo la planta vuelve a funcionar a pleno.

1902
El Molino La Estrella ocupa un lugar de vanguardia en la región y es uno de los principales del interior del país. Aquí comienza la vinculación de la empresa con la Bolsa de Comercio de Rosario.

1903
Fallece Marcelino Semino, fundador de la empresa.

1908
Don Juan Semino adquiere el histórico Molino Carcarañá

1931
Se transforma la Sociedad Unipersonal en una Sociedad de Responsabilidad Limitada, única en el ámbito de la provincia de Santa Fé

1942
La empresa construye en Carcarañá la fábrica para la elaboración de almidón, dextrina y gluten de trigo

1952
Se inicia la explotación de operaciones vinculadas con el engorde de ganado porcino, aprovechando los residuos de la fabrica de almidón.

1958
El Molino se transforma en Sociedad Anónima, adquiriendo una nueva dinámica que le permite incursionar en varios rubros.

1959
En la presidencia de Roberto Semino se adquieren las instalaciones de la firma Uberti, Brezza y Cía, Sociedad Argentina de Productos Lácteos, iniciando la empresa su actividad en la industria Láctea.

1960
Se amplían las oficinas del Molino de Rosario, ubicado en Maipú 1402. En tanto, que se adquieren dos oficinas en Capital Federal en Corrientes 465. Ese mismo año se pone en marcha el nuevo molino con el sistema neumático Bühler, en Carcarañá

1963
Inauguración de la planta de Pellets

1965
Se concentran todas las actividades productivas en Carcarañá, con la mudanza del Molino de calle Maipú

1967
Se inicia la actividad agropecuaria con la compra del Campo Pozo de la Carreta en San José de la Dormida, mientras se encontraba Ricardo Amadeo Semino de presidente.

1971
Ingresa a la empresa Juan Ricardo Semino

1973
Ingresa a la empresa Ing. Carlos Ernesto Semino. Ese año se pone en funcionamiento el sistema de embolsado automático de harinas y almidones.

1974
Se adquieren nuevas máquinas para la reforma total de la sección de limpieza de trigo, balanzas para controlar la producción y se incorpora maquinaria para la fábrica de almidón y gluten de trigo

1978
A pesar de la fuerte crecida del río Carcarañá el año anterior, que anegó las instalaciones del molino, se construye una nueva planta para la elaboración de almidón oxidado y nuevos silos para harina

1979
Se habilitaron las nuevas oficinas para la administración central en Carcarañá

1981
Las oficinas de Córdoba y Corrientes se trasladan a Carcarañá

1982
Se concreta el lanzamiento al mercado de dos tipos de harinas especiales, Maspan y RM

1991
Construcción de 6 silos de 5000 tt

1994
Instalación de la Central hidroeléctrica de última generación sobre el río Carcarañá, que abastece el 50% de la planta industrial

1996
A partir de este año empiezan a ingresar la sexta generación, que hoy están a cargo de la actual conducción de la empresa

2000
Se logra la certificación de las Normas  ISO 9001 para la elaboración, comercialización y diseño de harinas comunes y especiales, arrechillo, gluten de trigo, almidón nativo y modificado

2001
Construcción de una nueva planta Peleteadora

2005
Se amplia el embolse y se da inicio al plan de automatizaciones

2010
Construcción de un nuevo Molino, ampliación de la fabrica de almidón

2012
Una fuerte crecida del Carcarañá pone en riesgo la planta, que logra normalizar sus niveles de producción en 2013

2013
Se pone en funcionamiento el biodigestor

Comience a escribir y presione Enter para buscar